Aula virtual
Llamar    Más Info

¿Qué es y qué se puede detectar con una biopsia?

La biopsia es un procedimiento patológico que, basado en la extracción de células, permite analizar la salud y la integridad de diversos tejidos del cuerpo humano, como la piel, pulmones, músculos, huesos, hígado, riñones o bazo.

El objetivo de la biopsia es observar cualquier cambio, como alteración de la forma y del tamaño de las células, siendo útil incluso para identificar la presencia de células cancerígenas y otros problemas de salud.

Cuando el médico pide una biopsia es porque existe la posibilidad de que el tejido haya experimentado un cambio relevante que no puede ser visualizado utilizando otros exámenes, por lo que es necesario realizar el examen rápidamente para diagnosticar el problema de salud e iniciar el tratamiento indicado.

¿Cuándo se recomienda realizar una biopsia?

En la mayoría de los casos, la biopsia se recomienda cuando existe la presunción de que han habido cambios anormales en las células, típicos e indicadores de la presencia de enfermedades como el cáncer. También cuando hay una señal o verruga en la piel que presenta un aspecto sospechoso.

Cuando existen enfermedades infecciosas, la biopsia puede ayudar a identificar el agente que da origen a la infección. En el caso de enfermedades autoinmunes, puede ayudar a identificar alteraciones en los órganos o en los tejidos internos.

¿Cómo se realiza la biopsia?

En la mayoría de los casos, las biopsias se realizan con anestesia local o con leve sedación, siendo este un procedimiento rápido, indoloro y ambulatorio. Cuando se trata de biopsias internas, el procedimiento se orienta utilizando imágenes o técnicas de diagnóstico como la tomografía computarizada, la ecografía o la resonancia magnética, por ejemplo, que permiten la observación de los órganos.

En los días siguientes, el lugar del cuerpo en donde se realizó la perforación de la biopsia, necesita ser limpiado y desinfectado de acuerdo con las indicaciones dadas por el médico, pudiendo en algunos casos prescribirse antibióticos que procuren una adecuada cicatrización.

¿Cuáles son las biopsias más comunes?

Algunas de las biopsias más comunes son:

  • Biopsia del útero: se utiliza para identificar posibles alteraciones en el tejido del útero que puede indicar crecimiento anormal del endometrio, infecciones, útero o cáncer, por ejemplo.
  • Biopsia de próstata: sirve para identificar posibles cambios en la próstata.
  • Biopsia hepática: se utiliza para diagnosticar el cáncer u otro daño en el hígado como la cirrosis o la hepatitis B y C.
  • Biopsia de médula: ayudar en el diagnóstico y seguimiento de la evolución de trastornos de la sangre como leucemia y linfoma.
  • Biopsia de riñón: se realizan cuando hay proteínas o sangre en la orina, lo que ayuda a la identificación de problemas renales.

Además de la biopsia tradicional, también existe la biopsia de líquido, análisis de sangre que permite identificar células cancerosas, y que, en situaciones específicas, se convierte en una alternativa a la biopsia clásica.

Centro de Estudios Profesionales Santa Gema – Titulaciones en el Sector Sanitario

La FP Santa Gema, en Madrid ofrece varias titulaciones en el sector sanitario. Entre ellas, las siguientes:

El conocimiento sobre la práctica de biopsias, su utilidad y los diversos métodos para practicarlas, constituye parte integral de la formación de nuestros profesionales en el sector sanitario.

Publicado en: Blog, Imagen para el diagnóstico, Radioterapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies