Aula virtual
Llamar    Mas Info

Un monitor en el medio natural, debe transmitir amor y respeto por la naturaleza

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un trabajo como el de monitor en el medio natural requiere de grandes dosis de amor por la naturaleza y por las actividades al aire libre. Y uno de los retos de estos profesionales consiste precisamente en transmitir a los demás esa pasión y respeto por el entorno natural. Tanto niños como adultos necesitan que les contagiemos de ese bonito sentimiento que les hará conectar con su entorno.

Transmitir el amor y el respeto por la naturaleza, tarea del monitor en el medio natural

Resulta evidente que un monitor en el medio natural posee un gran amor por la naturaleza ya que sus actividades del día a día se realizan en torno a ella. Una de las funciones de estos profesionales, que va un paso más allá de lo que podrían ser las competencias básicas (conducir por rutas y senderos y servir como guía en actividades físicas y deportivas) es la de contagiar esta pasión por la naturaleza. Para los demás resulta muy fácil darse cuenta de cuándo alguien ama lo que está haciendo, y esa es la sensación que debemos provocar.

Las actividades en el entorno natural son algo a lo que muchas personas no están acostumbradas, y por eso para ellas, al principio, puede resultar algo extraño que se sale de su zona de confort. Por eso, es tan importante que el monitor dedique su esfuerzo a que aprendan a amar la naturaleza. Esto se conseguirá mediante el contacto directo con ella y concienciando acerca de su gran valor para todos nosotros.

 

No solo se trata de transmitir este amor por el entorno del que el monitor en el medio natural hará gala, sino también de que todo el mundo aprenda a respetarlo. Aunque ésta es una tarea que deben llevar a cabo padres y educadores desde que somos niños, es algo que siempre es conveniente trabajar. Para ello, debemos explicar a las personas que tendremos a cargo ciertas normas para no dañar la naturaleza mientras estemos realizando la actividad: normas de conducta, de comportamiento con las plantas y con los animales y generar una sensibilidad hacia ellos.

Este aspecto resulta especialmente esencial si estamos trabajando, como monitores en el medio natural, con niños. Sus valores aún se están formando y quizás aún no posean una ética ambiental y un conocimiento lo suficientemente alto. Por ello, debemos incidir en este aspecto con los más pequeños y saber transmitirles ese amor y respeto que deben tener con la naturaleza; amor y respeto fundamentales para desarrollar una profesión como esta.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Blog, Medio Natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR