Aula virtual
Llamar    Más Info

El calentamiento Dinámico, evita lesiones y mejora el rendimiento

El calentamiento o preentreno, son movimientos que aumentan la flexibilidad muscular, para evitar lesiones durante la práctica de una actividad física o deportiva.  Calentar antes del entrenamiento, es tan importante como la relajación posterior, por lo que este tipo de ejercicios deben ser practicados antes y después de la práctica de la actividad física.

En el calentamiento dinámico, se realizan ejercicios que promueven el estiramiento de las fibras musculares, permitiendo que ellas aumenten su rendimiento, además de ayudar al cuerpo a realizar la transición diaria de la inactividad hacia una acción más fuerte, para así, evitar lesiones.

El calentamiento dinámico, resulta especialmente importante para quienes practican actividades físicas muy exigentes, como el atletismo o el ciclismo de ruta. De ahí la importancia de que los estudiantes de los diferentes grados en los que se divide TAFAD, o quienes aspiran a seguir este ciclo formativo, conozcan esta técnica.

Calentamiento dinámico antes del entrenamiento – ¿En qué consiste?

A diferencia del estiramiento común, llamado estático, en el cual el cuerpo queda parado, el calentamiento dinámico involucra el movimiento de partes del cuerpo que gradualmente aumentan su amplitud y velocidad.

Generalmente son ejercicios caracterizados por movimientos pendulares y repetitivos. Muchos profesionales creen que este tipo de ejercicios resulta más eficaz si se realiza antes del entrenamiento.

El calentamiento dinámico trabaja la flexibilidad de forma más eficiente, pues explora la capacidad de conducir activamente cada articulación a su punto de máxima amplitud, utilizando todos los músculos involucrados en el movimiento. Se trata de desplazamientos lentos que, gradualmente, amplían la movilidad articular.

Los ejercicios que se realizan durante el calentamiento dinámico

Muchos ejercicios se pueden utilizar en forma de calentamiento dinámico, como por ejemplo elevación de rodilla, flexión de cadera, agacharse… Los movimientos utilizados son naturales y se asemejan a las posiciones de Yoga y Pilates. Lo importante es trabajar todo el cuerpo en diversos planos de movimiento, para así evitar lesiones y aumentar la capacidad funcional de todas las articulaciones.

Lo ideal es repetir los movimientos en series de seis, sosteniendo la posición de amplitud máxima – aquella que causa más incomodidad -, por dos segundos aproximadamente.

El calentamiento dinámico debe realizarse, principalmente, antes del entrenamiento. Es una excelente forma de poner el cuerpo a punto para la práctica de la actividad física. Si este y otros temas relacionados con el deporte y la conducción de actividades físicas son de tu interés, el Centro de Estudios Profesionales Santa Gema, pone a tu disposición sus Titulaciones Técnico Superior en Acondicionamiento Físico, o Técnico Superior en Animación Sociodeportiva. Se trata de las dos especialidades por las que ahora pueden optar los profesionales que antes conocíamos como TAFAD. Para elegir cualquiera de ellas, solo tienes que informarte aquí

Publicado en: Blog, TAFAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies