Aula virtual
Llamar    Más Info

Algunas recomendaciones que hacer dentro de una ambulancia

El traslado de pacientes en ambulancia puede ser algo muy delicado, especialmente en aquellos que presentan un estado de salud grave porque han sufrido algún accidente o un empeoramiento repentino de su estado de salud. Por eso, todas las precauciones que se puedan llevar a cabo en las ambulancias son pocas para lograr la estabilidad del enfermo y no agravar su estado. Estas son algunas acciones dentro de una ambulancia que se deben hacer que desde Santa Gema queremos ofrecerte.

A la hora de manejar una ambulancia como Técnico en Emergencias Sanitarias puedes encontrarte, como ya te hemos contado en otras ocasiones, con distintos tipos. Aquellas con las que te trasladarás al lugar de los hechos para asistir a algún accidente o urgencia y en otras llevarás al hospital o desde el hospital a su domicilio a personas que no pueden valerse por sí mismas. En ambos casos debes tener en cuenta una serie de consideraciones para que el traslado sea lo más seguro posible y respetuoso con el estado de salud del paciente.

Acciones dentro de una ambulancia

  • Para trasladar al enfermo hasta la ambulancia en sí misma se debe utilizar el método más adecuado. En los casos de accidentes graves se utilizará la camilla, pero también se puede hacer uso de sillas de ruedas o de lonas.
  • Cuando el enfermo esté en la ambulancia debe estar asegurado en la camilla o en la silla, donde sea conveniente según su gravedad y el problema de salud que presente.
  • Los medios de tratamiento que estén en la ambulancia, como pueden ser monitores, sondas o vías que se coloquen al paciente, deben estar asegurados de forma adecuada para evitar tirones o arrancamientos cuando el vehículo pueda pasar por baches o terrenos complicados.
  • Siempre que sea posible y el equipo cuente con un colchón de vacío, se utilizará para trasportar al enfermo durante el trayecto en la ambulancia y así evitar vibraciones durante el viaje.
  • En condiciones o en climas fríos, el enfermo debe ser aislado correctamente mediante el uso de una manta.
  • La cabeza de la persona debe orientarse hacia la cabina del conductor, nunca hacia la puerta de atrás de la ambulancia, para prevenir si esta se abre. La posición puede variar según la patología que presente.
  • La conducción de la ambulancia deberá ser suave y constante en cuanto a velocidad y habrá que evitar los cambios bruscos de velocidad y los posibles tirones, utilizando las señales acústicas solo cuando sea necesario.

Esta ha sido la explicación de algunas acciones dentro de una ambulancia. Si te interesa la sanidad y en concreto este ciclo, puedes cursarlo en Santa Gema con prácticas laborales, pídenos información aquí.

Publicado en: Blog, Emergencias Sanitarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies