Aula virtual
Llamar    Más Info

Prevención de riesgos laborales de los Auxiliares de enfermería

El auxiliar de enfermería, como la casi totalidad de los empleos y, en este caso, los sanitarios, conlleva una serie de riesgos en el ejercicio del trabajo que podrían llegar a afectar a los trabajadores. Para ello, se deben llevar a cabo una serie de medidas de prevención de riesgos laborales, para que esto no ocurra y conocer perfectamente cuáles son estos riesgos y cómo evitarlos, ya que estos se pueden evitar si tenemos precaución en ciertos aspectos. ¡Si quieres ser auxiliar de enfermería toma nota!

Riesgos laborales comunes de los Auxiliares de Enfermería

Golpes, caídas y cortes

Algunos materiales que utilizan los auxiliares de enfermería, así como objetos fuera de su sitio, pueden ocasiones golpes, caídas, resbalones o cortes. Por eso es importante mantener en orden sillas de ruedas, camillas y material higiénico, evitando que se encuentren en sitios de paso constante como pasillos.

También la correcta limpieza del lugar de trabajo podrá evitar ciertas lesiones. Por ejemplo, si se derrama un líquido, alimento o se rompe algún utensilio de cristal o cerámica, avisa al profesional encargado de ello.

La última recomendación para evitar caídas que te damos es que utilices un calzado que sujete bien el pie y que tenga suelas antideslizantes, ya que los suelos de los hospitales, suele ser muy resbaladizo.

Contactos eléctricos

En, prácticamente, todos los centros en los que puede trabajar un auxiliar de enfermería, existen equipos eléctricos que pueden provocar contactos eléctricos si no se toman ciertas medidas.

  • No manipules aparatos eléctricos con las manos mojadas y descalza. Cuando te encuentres lavando o duchando a los pacientes, no manipules aparatos eléctricos, enchufes o interruptores.
  • Evita pasar sobre los cables de alimentación de equipos eléctricos con camillas o sillas de ruedas.

Contagios e infecciones

Este es el aspecto más importante de los riesgos laborales de un auxiliar de enfermería, ya que al trabajar en sanidad está en contacto día a día con personas con enfermedades, por tanto debe ser muy riguroso con las siguientes recomendaciones.

  • Usar guantes desechables cada vez que trates con un paciente
  • Lavar tus manos antes de atender a cada paciente y al empezar y al terminar tu jornada laboral.
  • Tendrás que tirar los residuos sanitarios como algodones o papeles usados en su recipiente correspondiente
  • Si tienes algún tipo de herida, deberás cubrirla adecuadamente y usar siempre guantes para que no sea foco de infecciones.

Si te interesa formarte para trabajar como Auxiliar de Enfermería, infórmate en el siguiente link.

 

Publicado en: Auxiliar de Enfermería, Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies