Aula virtual
Llamar    Más Info

Las funciones de un auxiliar de enfermería en un geriátrico

Uno de los lugares de trabajo más comunes para los titulados como Auxiliar de Enfermería son los geriátricos. Aquí tendrás contacto directo con personas mayores y las ayudarás en sus tareas diarias, dependiendo siempre de su nivel de autosuficiencia.

Trabajar en una residencia de ancianos o en un geriátrico requiere mucha vocación por tu profesión como Auxiliar de Enfermería, ya que tendrás que tratar en tu día a día con personas mayores y garantizar su seguridad y bienestar. La atención que estas personas precisan depende de su edad y de su nivel de autosuficiencia: tendrás pacientes que serán capaces de desarrollar casi todas sus actividades ellos solos, pero también tendrás que atender a gente que necesitará mayor ayuda.

 

Funciones del Auxiliar en un geriátrico

¿Cuáles son algunas de las tareas que un Auxiliar de Enfermería que trabaje en un geriátrico llevará a cabo? Como decimos, todo depende del paciente, pero a rasgos generales estas serán algunas de las principales actividades que desarrollarás en una residencia de ancianos:

 

  • Ayudar a los ancianos a levantarse, lavarse y vestirse.
  • Ayudarlos a ir al baño.
  • Ayudarlos a comer y a tomar la medicación.
  • Aplicar cremas, apósitos o realizar curas.
  • Informar a los familiares sobre su estado
  • Facilitar la tarea de su desplazamiento y a acostarse.
  • Asistencia en cualquier otra actividad diaria que no puedan realizar por ellos mismos
  • Detectar cambios en la salud física o mental.
  • Ayudarles en la integración con otros compañeros.

Siempre que un paciente pueda realizar una tarea por sí mismo, debemos respetarlo y animarle a ello y a mantener su nivel de independencia y calidad de vida. Si en algún momento vemos que ya no son capaces de ducharse o ir al baño por sí mismos, sí que debemos intervenir, pero si observamos que se desenvuelven con la suficiente soltura, tenemos que respetarlo, ya que ellos se sentirán más autosuficientes y confiados.

Además de todos estos cuidados físicos, también hay que atender los cuidados psicológicos que todos los pacientes precisan, especialmente las personas mayores. Para que se sientan cómodos a nuestro lado es fundamental que creamos un clima de confianza, en el que se sientan a gusto y cómodos a nuestro lado. Con algunos de ellos compartiremos actividades íntimas como puede ser ir al baño o ducharse, con lo cual debemos hacerles sentir bien, escucharles e intentar comprender todo lo que nos dicen; la empatía, por tanto, es una cualidad básica que un Auxiliar de Enfermería debe tener, máxime si trata con personas mayores.

 

Publicado en: Auxiliar de Enfermería, Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies