Aula virtual
Llamar    Más Info

¿Y después de la radioterapia? Cómo superar los efectos secundarios

Puede que te interese la labor del Técnico en radioterapia y radiología y te estés planteando estudiar el ciclo que te ofrecemos en Santa Gema. En nuestro blog encontrarás temas relacionados con esta formación que te orientará más sobre en qué consiste la profesión. En esta entrada, te informamos sobre los efectos secundarios de la radioterapia.

Las consecuencias de la radiación en tratamientos terapéuticos en general son inocuas para el paciente. Sin embargo, podemos llegar a notar algunos de los efectos secundarios de la radioterapia,que deben ser conocidos y tratados por el oncólogo, el Técnico en Radioterapia y, por supuesto, por el paciente.

La radioterapia es un tratamiento en el que se utiliza radiación para destruir un tumor o prevenir la multiplicación de células cancerígenas. El tratamiento no produce dolor, pero sin duda producirá efectos negativos en el paciente, paralelos a los beneficios. Estos malos efectos, aunque molestos y, en algunos casos, agresivos, son tratables y sin duda menos lesivos que la enfermedad que se ataca.

Consecuencias de la radiación – Efectos secundarios de la radiación

Los pacientes que son sometidos a tratamiento de radioterapia, experimentan efectos secundarios que, dependiendo de muchos factores, varían en su intensidad y periodicidad. Sin embargo, los malos efectos de la radioterapia recurrentes son:

Fatiga

El cansancio es particularmente común durante y después del tratamiento. Puede durar algún tiempo y persistir aún después de concluidas las sesiones de radioterapia. Los médicos creen que ese cansancio ocurre como resultado del trabajo que hace el organismo para reparar los daños ocasionados a células sanas, evento que, aunque se trata de minimizar, resulta inevitable.

La escasez de glóbulos rojos (anemia), es un factor que contribuye a aumentar la fatiga durante la radioterapia. Esta condición se establece con los exámenes de sangre obligatorios, previos al inicio del tratamiento.

Náuseas y vómitos

En tratamientos de radioterapia que se administran en el abdomen o en la región pélvica, el vómito y las náuseas son inevitables. El médico tratante puede administrar medicamentos específicos para disminuir estos efectos secundarios de la radioterapia.

Problemas de deglución

La radioterapia del tórax, específicamente en la región del esófago, causa una molestia temporal que ocasiona dificultad para deglutir los alimentos, que también puede ser tratada con medicamentos.

En estos casos, es preciso evitar comer alimentos muy calientes o muy fríos, picantes, ácidos… Se recomienda observar una dieta sana e ingerir mucha agua.

Reacciones cutáneas (radio dermitis)

Durante el tratamiento, la piel en el área irradiada puede tornarse escamosa, roja o más oscura, y padecer irritación, resequedad o comezón. Estos síntomas pueden permanecer durante varias semanas. En algunos pacientes la piel empieza a desprenderse como sucede cuando se ha presentado una quemadura por efecto de la exposición a la luz solar.

Lo más importante es tratar el área afectada con los mismos medicamentos y con las mismas recomendaciones que se utilizarían en una quemadura por el sol.

Síntomas de gripe

Dolor de cabeza, de articulaciones, falta de energía, mucosidad excesiva, fiebre… Los síntomas clásicos de la gripe, son normales en las personas que se someten a tratamientos de radioterapia. Sin embargo, no deben ser tratados con los mismos medicamentos, sino con los que indique el oncólogo.

Pérdida de cabello

Este es un efecto secundario recurrente y muy común durante la radioterapia, cuando esta se aplica en la zona del cráneo. En tratamientos en otras zonas del cuerpo, a diferencia de la quimioterapia, no se presenta pérdida de cabello.

Diarrea

La diarrea no es un efecto secundario inmediato. Suele presentarse cuando ya han transcurrido varias sesiones, pero una vez aparece, suele empeorar con el tiempo. Afortunadamente, para ello existe una medicación disponible que será prescrita por el oncólogo.

¿Cómo superar los efectos secundarios de la radioterapia?

Lo más importante es que el paciente esté enterado de la alta posibilidad de experimentar algunos o todos estos síntomas, antes de iniciar el tratamiento de radioterapia.

El oncólogo evaluará la necesidad de someter al paciente a atención psicológica paralela al tratamiento de radioterapia, que le permita entender que estos efectos secundarios son normales, y que no obedecen a un deterioro de su salud como consecuencia del agravamiento de su enfermedad.

El paciente también debe tener muy claro que para todos y cada uno de estos síntomas, existen medicamentos que le ayudarán a minimizar los malos efectos. En el caso de la pérdida de cabello, el paciente puede tener la seguridad de que una vez que termine el tratamiento, su cabello dejará de caer, y recuperará el que perdió después de cada sesión.

FP Santa Gema – Técnico Superior en Radioterapia y Dosimetría

Para los pacientes de tratamientos de radioterapia, como para los médicos oncólogos, la presencia de un Técnico Superior en Radioterapia y Dosimetría experimentado y calificado, supone una garantía de éxito en el tratamiento.

FP Santa Gema, en Madrid, forma a los mejores Técnicos en Radioterapia y Dosimetría, como producto de un modelo pedagógico innovador, prácticas laborales externas y docentes altamente calificados. Si quieres ser parte de este proyecto, por favor infórmate aquí.

Publicado en: Radioterapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies