Aula virtual
Llamar    Más Info

Diferencias entre trekking y senderismo

Si le preguntas a un profano, posiblemente te diga que hacer trekking y senderismo es lo mismo: andar por el monte. Sin embargo, hay grandes diferencias entre uno y otro. Vamos a analizar qué es el trekking y qué el senderismo para acabar de una vez por todas con la eterna duda.

Digamos que el trekking es el hermano mayor y curtido en mil batallas del senderismo: mientras que, en el segundo, puedes recorrer unas horas por el monte, o de excursión, o incluso en un paraje nevado, sabiendo que el viaje no durará más allá de unas horas, en el primero tienes que pensar cómo pernoctar, los días que vas a pasar fuera y lo que debes meter en tu mochila (de no menos de 50 litros). Un Técnico en conducción de actividades físico-deportivas en el medio natural, como amante de la naturaleza, debe conocer en qué consiste exactamente está técnica.

Dicho de otra manera: si tienes que empezar a pensar en el material y la ropa que tienes que llevar, dónde vas a acampar, qué tiempo meteorológico hará por la noche… Eso es trekking. ¡Y no necesariamente tiene que ser por montaña! Muchos de los que cogen una mochila y se van a ver mundo de mochileros también están haciendo trekking (mientras ven monumentos y museos, ¡sí se puede! Las reglas están para romperlas).

Ojo: pasar de la nada al trekking no es nada aconsejable. Primero se recomienda hacer senderismo. Sí, puedes hacer varios días a menos de 2500 metros de altitud, pero si quieres subir y realizar diferentes actividades en alta y media montaña, el nivel varía: necesitas estar acostumbrado a la falta de oxígeno, al ejercicio extra, al agotamiento… En Santa Gema sabemos que el trekking es un ejercicio intenso, y por ello debes estar preparado con unas cuantas horas de senderismo anterior.

Si quieres hacer trekking, prepárate para un desembolso económico, ya sea en forma de tienda de campaña y saco o mediante los hoteles, hostales y demás opciones para mochileros. Ten en cuenta que si el trekking pasa a ser exclusivo de montaña estamos hablando más bien de montañismo, que puede o no puede ser trekking. Es un poco complejo, sí, pero tiene sentido.

Rebatiendo la definición que el trekking tenía antaño, ya no es necesario que este sea apartado de la civilización y dure varios días pasando por parajes inhóspitos. En todo caso, al final la definición es lo de menos. Lo que importa es salir a pie, hacer ejercicio, realizar tu actividad favorita y congraciarte con el aire libre, la naturaleza y huir de la vida cotidiana.

Publicado en: Blog, Medio Natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies