Aula virtual
Llamar    Mas Info

Las ventajas de contar con cuidados médicos a domicilio

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El cuidado de enfermos o personas con algún tipo de discapacidad o problema es una de las labores que tiene que realizar un auxiliar de enfermería. Pero… ¿implica ello  que la labor se tenga que realizar en el hospital? Ni mucho menos.

Este tipo de profesional sanitario cada vez está más solicitado para realizar otra actividad: los cuidados médicos a domicilio. En este caso y como os imagináis, se trata de asistir a la persona necesitada en su propio hogar. Esto supone una mayor comodidad, tranquilidad y estabilidad para el él, ya que se encuentra en el mejor de los entornos: su propio domicilio, con la seguridad que ello comporta. A efectos psicológicos, ayuda mucho más al afectado que estar ingresado en un hospital, un entorno ajeno en el que no estamos por voluntad propia.

Los cuidados medicos a domicilio de personas enfermas o con algún tipo de discapacidad, un servicio cada vez más solicitado.

Puede que en un principio pensemos en una asistencia principalmente a personas mayores, pero no son el único paciente que puede necesitar de los cuidados de un profesional sanitario. Tras una operación delicada, por ejemplo, puede ser necesaria la asistencia de un auxiliar de enfermería para comprobar que la herida evoluciona favorablemente y que las labores de limpieza, desinfección y cuidados se están realizando correctamente.

Lo mismo sucede en caso de pacientes que tengan que estar postrados o en silla de ruedas y necesiten de ayuda externa de un profesional a la hora de realizar algunas de las labores de recuperación. Y por supuesto, la atención domiciliaria a personas mayores también está a la orden del día, para asistirlos y ayudarles en todo lo que sea necesario. La preparación del profesional para administrar los cuidados médicos a domicilio de manera satisfactoria es vital.

Algunas de las labores que realiza el auxiliar en estos casos son las de acompañar al enfermo en paseos cortos o a consultas de médico, los propios cuidados primarios, administración de los medicamentos necesarios para su dolencia o condición, ayudar en la rehabilitación, en el aseo personal y, no lo olvidemos, la labor de acompañamiento y apoyo psicológico, siempre tan importante.

Por tanto, no se puede subestimar ni reducir la labor del auxiliar de enfermería en el campo de los cuidados médicos a domicilio, pues son muchos los casos en los que podemos necesitar de un profesional sanitario que visite domicilio. El resultado: mayor comodidad para todos y mayor tranquilidad para la familia y el propio paciente.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Atención a la Dependencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR