Aula virtual
Llamar    Más Info

Perfil de alumnos que te vas a encontrar si eres educador infantil

Seguro que alguna vez te has preguntado qué tipo de alumno eras tú cuando ibas al colegio: ¿El estudioso? ¿El pasota? ¿El travieso? Existen muchísimos roles  e incluso dentro de ellos las personas nunca se comportan de la misma manera, pero para su estudio vamos a generalizar y a intentar analizar cuáles son los tipos de alumnos que más se suelen ver en las aulas.

En los primeros cursos en los que los niños están escolarizados, y más en educación infantil, aún no han desarrollado plenamente su personalidad ni la relación que van a llevar con los estudios. Por tanto, hasta una edad más avanzada estos roles de comportamiento no se pueden observar en toda su plenitud, el niño evoluciona y puede cambiar, no se pueden catalogar en ningún grupo desde tan pequeños. Pero sí puedes observar si el alumno cumple con alguna de estas características:

  • Aplicado: Son alumnos que prestan total atención a las explicaciones del profesor y que dedican tiempo a pensar sobre ellas, siempre cumplen con lo que el profesor les pide, son educados y entienden los conceptos y es fácil para ellos memorizarlos.
  • Despistado: Este es un tipo de alumno muy común en educación infantil. Son niños que, al contar con estímulos diferentes a los del profesor, se distraen fácilmente ya sea con otro compañero, con algún juguete, mirando por la ventana… No debemos preocuparnos en exceso ya que en estos primeros años es normal que la exposición a tantos estímulos provoque que su atención se disperse.
  • Introvertido: Se trata de niños con pocas habilidades sociales, a los que les cuesta hablar e interactuar con otros niños y con el profesor. Suelen estar siempre en silencio, nunca interrumpen al educador y no les gusta hablar delante de la clase. Hay que tratar este caso con especial cuidado, ya que puede tratarse de algún tipo de trastorno.
  • Participativo: Son niños que no tienen ningún miedo a participar en las actividades que propone el profesor, que siempre contestan cuando el maestro plantea una pregunta la clase y que se ofrecen voluntarios para las tareas. También hay que tener precaución con este tipo de alumnos, ya que si siempre son ellos los encargados de realizar las actividades y los únicos voluntarios, estaremos dándoles un protagonismo excesivo que será perjudicial para él y para sus compañeros.
  • Conflictivo: Hablamos ahora de los niños que sueñen tener problemas con otros niños, que pueden estar relacionados con el material de clase, con alguna actividad o simplemente porque tienen como costumbre incomodar de alguna manera a los otros niños. Como educador infantil, parte de tu tarea es intentar que estas actitudes tan perjudiciales cesen en la medida de lo posible.

Si te interesa la educación y te encantan los niños, puedes plantearte cursar el ciclo de Técnico Superior en Educación Infantil que impartimos en Santa Gema. Podrás realizar prácticas laborales que completarán tu preparación. Infórmate aquí.

Publicado en: Educación infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies