Aula virtual
Llamar    Mas Info

El maestro de Educación Infantil en las rutinas diarias

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Además de actividades tan importantes como aportar conocimientos teóricos y prácticos a los niños, las tareas que debe realizar un maestro de Educación Infantil también pasan por ayudarles en sus rutinas diarias. Trabajar en una guardería implica atenderlos a la hora de comer, de comportarse en la mesa y de muchas rutinas diarias que deben aprender a realizar por ellos mismos.

Los niños pasan muchas horas al día junto a sus maestros. Las rutinas actuales de vida y de trabajo que llevan algunos padres impiden que puedan hacerse cargo de ellos hasta bien avanzado el día, con lo que el maestro de Educación Infantil se convierte en una figura muy importante en sus vidas. Y esta importancia toma relieve no solo por la labor educativa de sus profesores, que les enseñarán mediante juegos, recursos y actividades conocimientos, sino también porque estarán con ellos al realizar otras actividades del día a día.

La labor de un maestro Educador Infantil es también la de ayudar a los niños en sus rutinas diarias.

Tan importante como que los niños aprendan a leer o a sumar es que interioricen ciertos hábitos que les servirán en su día a día: normas de conducta y autonomía con las que poco a poco podrán desenvolverse con mayor soltura. Por eso, la labor de un profesional encargado de trabajar en guarderías es también la de atender a los niños en tareas como comer, recoger la mesa, ir al baño o dormir la siesta.

No se trata de dar todo hecho a los niños, sino de que aprendan a realizar estas tareas por sí mismos. Debemos dejarles cierta autonomía, solo de este modo se acostumbrarán a que deben valerse por ellos mismos. Por ejemplo, si vemos que un alumno no se ha lavado las manos antes de comer, le pediremos que lo haga, pero no será necesario que vayamos con él al baño y que le lavemos nosotros las manos. De esta manera y gozando de cierta libertad, el niño se sentirá autónomo y podrá adquirir este hábito.

Lo mismo ocurre con actividades como ir al baño, cambiarse de ropa o comer. Como maestro en Educación Infantil debes trabajar en colaboración con los padres para que juntos consigamos que los niños aprendan a comer solos y ciertas normas esenciales de convivencia; como por ejemplo; recoger la mesa después de comer. Evidentemente, si algún alumno tiene problemas de autonomía con las diferentes tareas, tu labor será atenderle y enseñarle todo lo necesario para que poco a poco pueda hacerlo por él mismo.

Tenemos que ser conscientes de que para trabajar en una guardería tendremos que desempeñar también este tipo de tareas, quizá más asociadas a los padres. Pero los niños van a pasar muchas horas junto a nosotros y como educadores tendremos que ser capaces de ayudarles y servirles de guía en todos los aspectos que sean necesarios.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Educación infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR