Aula virtual
Llamar    Más Info

Auxiliar de enfermería: Cómo debe lavarse las manos – FP Santa Gema

Cómo es lógico, en el campo sanitario, la higiene es fundamental. Por eso, antes de realizar cualquier actividad que implique estar en contacto con otras personas o, incluso, con animales (en veterinaria),  material sanitario o comida, los Auxiliares de enfermería deben llevar a cabo un proceso de lavado de manos más allá del lavado superficial. 

Como profesional sanitario, este protocolo debe cumplirse siempre que lo consideremos necesario, antes y después de tratar con la higiene de un paciente, o manipular instrumental o alimentos.

Técnicas de lavado de manos para Auxiliares de Enfermería

Existen dos técnicas de lavado de manos para los Auxiliares de enfermería, ambas destinadas a la prevención en la transferencia de microorganismos entre pacientes y personas y el personal entre sí. Mediante este proceso se eliminará la suciedad, la flora transitoria y flora residente y los microorganismos. Una de ellas se realiza con agua y jabón, del que encontramos en cualquier baño, y otra con una preparación alcohólica que generalmente suele estar presente en hospitales o centros de salud.

Técnica de lavado de manos con agua y jabón

Primero deposita en tu mano una cantidad de jabón suficiente, luego frota las manos entre sí, entrelazando los dedos y vuelve a frotar las palmas con los dedos entrelazados. Ahora frota el dorso de los dedos de una de las manos con la palma de la mano opuesta y repite el proceso con la otra mano: haz movimientos circulares con el pulgar de una mano sobre la palma de la otra y frota también la punta de los dedos. Una vez hayas hecho esto con las dos manos, enjuágalas con agua y sécalas con una toalla o papel de un solo uso. Utiliza este material para cerrar el grifo, sin que tus manos entren en contacto con él o deberás volver a lavarlas.

Técnica de lavado de manos con preparación alcohólica

Este es el tipo de lavado de manos que lleva a cabo el personal quirúrgico antes de realizar una operación, de modo que si vas a trabajar como Auxiliar en un quirófano, tendrás que usar esta técnica. Es muy similar a la anterior, pero en lugar del jabón se opta por una solución de base alcohólica para prevenir la transmisión de patógenos hospitalarios y que son incluso más eficaces que los jabones. Una vez frotas tus manos con la solución, de la misma manera que con el jabón y sin enjuagarlas, deja que se sequen de 20 a 30 segundos. No las vuelvas a mojar ni las seques con una toalla, ya que el material se evapora.

Se trata de un proceso que todo el personal sanitario deberá realizar varias veces al día, con lo que debemos estar familiarizados con él y ejecutarlo concienzudamente, ya que es fundamental para tu propia seguridad. Y recuerda siempre que, aunque uses guantes para desempeñar cualquier tipo de actividad, estos no son sustitutos del lavado de manos, ya que además de no ofrecer una protección completa ante la transmisión de algunas infecciones, solo previene al trabajador y no al paciente.

Publicado en: Auxiliar de Enfermería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies