Aula virtual
Llamar    Mas Info

Recursos para educadores: Yoga para niños

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

En muchas ocasiones, en una clase en la que hay decenas de niños, estos están excesivamente nerviosos y activos. Para el educador infantil supone todo un reto mantener en calma a los niños para que optimizar su aprendizaje. El yoga es un recurso que puede ser muy útil para aplicarlo en clase y ayudar a los niños a relajarse y disfrutar de algunos minutos de paz y de tranquilidad.

Los niños, por su propia naturaleza y edad, son activos, dinámicos y nerviosos; incluso algunos de ellos pueden llegar a tener problemas relacionados con la hiperactividad. Parte de las funciones del educador infantil, como profesional, es controlarles, establecer un orden y, además de impartir los conocimientos y el temario estipulados, velar por su seguridad y cuidar a todos los pequeños en esos momentos en los que se encuentran alejados de sus padres.

Una actividad recomendada para desarrollar en las aulas con los niños es el yoga. Para ellos, esta práctica será un juego en el que cerrarán los ojos y se dejarán guiar por la voz del profesor, que puede amenizar la actividad contando cuentos que favorezcan la relajación y concentración.

Para llevar a cabo una actividad como el yoga en el aula comienza explicando a los niños algunas posturas que deberán imitar:

 

 El Indio

Sentado en el suelo con las piernas cruzadas, estira la espalda y lleva los hombros hacia atrás y hacia abajo.

 

Círculos positivos

Con la postura de inicio, apoya las manos en las rodillas y lleva el tronco hacia la izquierda y luego hacia la derecha inhalando y exhalando repetidamente.

 

Pinza

Sentado en el suelo con las piernas estiradas mantén los brazos verticales paralelos a las orejas, estira la espalda e intenta tocar con las manos la punta de los pies. Este es un ejercicio que además ayudará a los niños a mejorar su elasticidad.

 

Arquero

Desde la postura anterior, agarra con la mano derecha el dedo gordo del pie derecho y levanta la pierna flexionando la rodilla. Lleva el pie lo más cerca que puedas de la oreja y repite este movimiento.

 

Mariposa

Siéntate en el suelo con las plantas de los pies pegadas la una a la otra. Mantén recta la espalda, agarra las puntas de los pies y sube y baja las rodillas.

 

Montaña

Ahora de pie y completamente derecho, pon los pies paralelos a las caderas, lleva los hombros hacia atrás y hacia abajo abriendo el pecho hundiendo ligeramente el ombligo hacia la espalda.

 

Pinza vertical

De nuevo de pie, con los brazos a los lados, inspira y estira los brazos sobre tu cabeza. Luego ve bajándolos hasta el suelo y hasta sentir tu columna vertebral.

Estas son tan solo algunas de las posturas de yoga que puedes enseñar a los niños para conseguir que se relajen y que sientan su cuerpo y su respiración. Si repites esta actividad a lo largo del tiempo, puedes consultar algunos recursos e ir incorporando nuevas posturas, pero comienza por algunas como estas, que son las más sencillas, para iniciar a los niños en el yoga.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Blog, Educación infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR