Aula virtual
Llamar    Más Info

El equipamiento obligatorio en las ambulancias que debes conocer

Un Técnico en Emergencias Sanitarias y el equipo que, junto a él, se traslada al lugar de los hechos en ambulancia para atender a las víctimas, debe estar al tanto y garantizar que el vehículo sanitario cuente con todo el material necesario. Hay que tener en cuenta que, en un principio, estos profesionales no saben a qué se van a enfrentar cuando atienden a un paciente, con lo que deben estar preparados y perfectamente equipados para cualquier tipo de situación.

Cuando se produce una emergencia, ya sea un accidente de tráfico, una emergencia en un hogar, una intoxicación, etc, el paciente, que puede ser de cualquier edad y condición física, puede presentar cualquier tipo de lesión o trauma que debe ser tratado correctamente. Los Técnicos en Emergencias Sanitarias, al actuar tan rápido en este tipo de situaciones, en las que deben llegar lo antes posible al lugar de los hechos, no saben exactamente con lo que se van a encontrar y los cuidados que requerirán las víctimas. Por eso una ambulancia debe estar equipada con todo tipo de material para que los sanitarios hagan frente a cualquier situación.

 

Equipamiento de las ambulancias

 Al abrir una ambulancia perfectamente equipada y preparada, debe llevar:

  • Botellas de oxígeno medicinal.
  • Collarines, férulas y colchones de vacío, todo material utilizado para inmovilizar al paciente cuando presenta una fractura.
  • Suero y material de curas: tiritas, gasas, vendas, pomadas, desinfectantes…
  • Tablero espinal y camilla de cuchara: Cuando el paciente presenta traumatismos en la columna vertebral, este tipo de camillas son la mejor opción para no agravar la lesión.
  • Varias mochilas de ataque: Incluyen material de primera intervención para que los sanitarios se las lleven con ellos para atender a las víctimas. Contienen herramientas, como bolsas, tubos, laringoscopio y mascarillas. También llevan materiales para realizar curas como gasas o vendas, y catéteres para introducir a través de la vena cualquier fármaco que sea necesario.
  • Bolsas químicas de calor y frío, muy útiles para los esguinces.
  • Tensiómetro y pulsioxímetro portátiles, que registran la presión arterial y la concentración de oxígeno en sangre.
  • Respirador: Cuando un paciente presenta problemas para respirar, podemos suplir esta función mediante un tubo en la tráquea e insuflándole aire manualmente o podemos conectarle al respirador automático, que hará esta tarea por nosotros.
  • Desfibrilador
  • Toma de oxígeno y de vacío y aspirador
  • Ampulario y sondas vesicales, nasogástricas, catéteres, bisturís, agujas y sedas para sutura, en el caso de que se tenga que realizar cualquier tipo de intervención quirúrgica de emergencia.

 

Publicado en: Emergencias Sanitarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies