Aula virtual
Llamar    Mas Info

Llega el dron desfibrilador a las emergencias sanitarias

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Seguro que has oído hablar de los drones y de su utilización aplicada a numerosos campos: ahora es el de las emergencias sanitarias el que se beneficia de estos curiosa tecnología. Estos aparatos, contando con un desfibrilador, podrían llegar a salvar la vida de personas que hayan sufrido un paro cardíaco repentino.

Imagina la situación: estás por la calle y un viandante entra en paro cardíaco. Nadie se lo espera y hay que llamar a los servicios de emergencias sanitarias. Mientras estos llegan al lugar del accidente, cada segundo es vital. Por eso surgen los drones desfibriladores, para ayudar y salvar vidas en casos de este tipo en el que el tiempo juega en nuestra contra.

Según Jacob Hollenberg, el director del estudio simulado con drones desfibriladores, cada minuto que transcurre del colapso a la reanimación cardiopulmonar o la desfibrilación, las opciones de que la víctima sobreviva se disminuyen en un 10%. Por tanto, pasados unos 10 o 12 minutos, que es un tiempo que una ambulancia se puede demorar si no se encuentra cerca del lugar, hay muchas posibilidades de que la víctima no sobreviva al paro cardíaco.

 

El estudio con drones desfibriladores

Durante este estudio, el dron fue enviado un total de 18 veces dentro de un periodo de 72 horas por dos pilotos con licencia para ello, siguiendo coordenadas GPS dentro de un radio de km desde la estación de bomberos donde se alojaba. Este dron tiene un peso de 5,7 kilos y el desfibrilador externo automatizado unos 763 gramos y viaja a una velocidad máxima de 75km/h.

Durante este estudio, desarrollado en Estocolmo, los resultados arrojaron que el tiempo medio desde la llamada de emergencia hasta el envío de una ambulancia es de unos 3 minutos, mientras que el dron se tardó en enviar tan solo 3 segundos. Por su parte, el tiempo medio de espera a la ambulancia fue de unos 22 minutos, mientras que el dron tardó solo 5  minutos de media en llegar hasta el lugar donde se encontraba la víctima del paro cardíaco.

Según el director del estudio, los desfibriladores son más fáciles de usar que un extintor de incendios, con lo que no es necesario disponer de formación médica para poder usarlos. Se continuarán desarrollando estudios con estos drones desfibriladores en aviones no tripulados y en otro tipo de emergencias sanitarias como reacciones alérgicas o accidentes de tráfico. Sin duda nos encontramos ante un avance que puede salvar miles de vidas.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Emergencias Sanitarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR