Aula virtual
Llamar    Más Info

La Formación Profesional como solución al desempleo juvenil

Alumna de FP DUAL Gestión de Alojamientos Turísticos en EUROSTARS CENTRAL

Alumna de FP DUAL Gestión de Alojamientos Turísticos en EUROSTARS CENTRAL

Cada vez es mayor la preocupación por encontrar trabajadores adecuados.

A nivel educativo, España vive una situación especial. Por un lado, es el tercer país en sobrecualificación académica juvenil. Esto significa que el 64% de los jóvenes ocupados desarrolla un trabajo de menor nivel educativo que el que ha estudiado. Pero, por otro lado, nos encontramos con una tasa de abandono escolar del 18,5% y con que el 35% de los jóvenes dejan sus estudios sin terminar bachillerato. Estas realidades están provocando que la tercera preocupación de los empresarios de nuestro país sea la disponibilidad de trabajadores adecuados. La Formación Profesional y, en concreto, la modalidad dual se está convirtiendo en la gran apuesta de las empresas e instituciones para acabar con el desempleo juvenil y mejorar la cohesión social. No podemos olvidar que los últimos datos publicados sobre empleabilidad colocan a la Formación Profesional muy por encima de la Universidad.

A pesar de lo anterior, la sociedad española no quiere ni oir hablar de otra cosa que no sea la universidad. Orientadores pero, sobre todo, las familias son reacias a aconsejar o, incluso a aceptar, que el camino profesional de un joven pase por la Formación Profesional.

No ir a la universidad se contempla como fracaso del alumno, de la familia y del centro educativo.

Las familias consideran, erróneamente, que los estudios universitarios son garantía de un cierto nivel socio-económico. Digo errónea, no sólo porque son muchos los estudiantes universitarios que abandonan sin terminar sus estudios, si no también, porque nos encontramos con la sobrecualificación que hemos tratado antes.

Por otro lado, los orientadores de los colegios e institutos no siempre otorgan un consejo orientador de calidad. Esta figura del orientador, en muchas ocasiones, no está en contacto con el tejido empresarial. Además, el orientador se encuentra entre la espada y la pared porque hay que considerar que, aún en nuestros días, aconsejar a un estudiante un camino distinto al universitario no complace a los padres y puede mermar el prestigio de su institución.

A estas circunstancias hay que añadir la propia estructura del sistema. En el 2012, el Ministerio de Educación fijó en 55 el número de alumnos nuevos mínimos que debería tener cada grado universitario para mantenerse. Actualmente, el 27% de los títulos universitarios tienen menos de 40 alumnos nuevos y siguen abiertos. Entonces, nos preguntamos, si la tendencia hacia la Formación Profesional aumenta, ¿qué se hará con toda la infraestructura creada en torno a la Universidad? Parece que una solución son los estudios de máster, los cuales han pasado de, aproximadamente, 16.600 alumnos en 2005-2006 a casi 140.000, en el curso 2015-2016, con más de 3.600 cursos diferentes.

Los alumnos, las familias, el sector educativo y la sociedad no podemos ser ajenos a las demandas económicas y sociales de hoy. Debemos analizar la realidad y dar respuesta a ella con una formación de calidad.

La universidad no debe ser considerada como alternativa genérica, si no como concreta. Tenemos que acabar con el típico “yo iré a la universidad, pero no sé qué voy a estudiar”. La orientación desde la escuela y la familia debe tener en cuenta las necesidades, intereses y habilidades del alumno pero, también, la realidad socio-económica en la que vivimos. Debemos conseguir que el alumno conozca las salidas profesionales que mejor se adapten a él, sean alcanzables mediante estudios universitarios o profesionales.

Una Formación Profesional de máxima calidad

Desde los centros educativos, entendemos que la Formación Profesional es una vía muy interesante para los jóvenes, pero que, también, tenemos que hacerla atractiva y cargarla de prestigio y de máxima calidad. Para ello, tendremos que construir programas adaptados a la realidad con participación de las empresas, contar con profesores muy formados en su sector y que, a la vez, conozcan y se impliquen con los alumnos y, por supuesto, mantener unos niveles adecuados de esfuerzo, trabajo y disciplina.

En el Centro de Estudios Profesionales Santa Gema estamos convencidos de que la Formación Profesional es una vía de futuro para nuestros jóvenes y que garantizar la seriedad y la máxima calidad de los estudios es la única manera de conseguir el prestigio perdido.

Aquí os dejo más información sobre estos temas:

 

http://www.elmundo.es/economia/2018/04/11/5ace038622601d59018b45b6.html

http://www.elmundo.es/papel/historias/2018/04/10/5acb879f468aeb09168b45b2.html

alumnos de FP Emergencias sanitarias en las prácticas de tomas de tensión

alumnos de FP Emergencias sanitarias en las prácticas de tomas de tensión

Alumna de 2º TS Administración y Finanzas Dual

alumna de FP TS Administración y Finanzas Dual en su periodo de prácticas en departamento financiero de We are Hotels

alumna de FP DUAL en su periodo de prácticas

alumna de FP DUAL de TS Administración y Finanzas en departamento financiero de Barceló

Publicado en: Blog, Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies