Aula virtual
Llamar    Más Info

¿Cómo contar a un niño que va a recibir tratamiento radioterapéutico?

El tratamiento terapéutico en un niño supone mayores precauciones que las que se deben tener con un adulto. ¿Cómo contar a un niño que debe recibir un tratamiento radioterapéutico? Son varias las consideraciones que se deben tener en cuenta, pero sin duda, la asistencia de un profesional, como un psicólogo resulta muy valiosa en estos casos.

¿Cómo hablar sobre tratamiento terapéutico a un niño?

Los especialistas coinciden en que hay temas que no se pueden tocar y otros que deben quedar perfectamente claros, por difícil que sea tratarlos con el niño. Contar a un niño que debe recibir un tratamiento radioterapéutico siempre será una tarea difícil, ya que inevitablemente la palabra “cáncer” aparecerá en la charla, como una posibilidad o como una realidad.

Entonces empecemos por hablar de lo “que no debemos” decir a un niño que va a recibir un tratamiento radioterapéutico:

  • La palabra muerte está totalmente restringida en esta charla.
  • No habar sobre el cáncer o la posibilidad de él, en tanto no sea estrictamente necesario.
  • Dependiendo de la edad del niño, evitar los detalles técnicos precisos de la radioterapia. Es probable que no los entienda, pero su complejidad sí le produzca temor o preocupación.
  • No es prudente hablar en ese momento sobre las consecuencias o los efectos colaterales del tratamiento de radioterapia en su vida futura.

Lo que SÍ debemos decir a un niño que va a recibir un tratamiento radioterapéutico

Para el niño debe estar absolutamente claro que va a recibir un tratamiento radioterapéutico, porque padece, o existe la posibilidad de que padezca una enfermedad grave.

Inventar un cuento infantil sobre la radioterapia, en la que se hable de un villano interestelar – la enfermedad -, que puede ser destruido utilizando una poderosa arma radioactiva – radioterapia -, puede ser una forma de animar al niño a enfrentar esta penosa, pero necesaria, etapa en su vida.

Es importante que el niño entienda que el tratamiento radioterapéutico puede implicar dolor, incomodidad, náuseas, cambios en sus hábitos alimenticios… Pero que todos estos malestares tendrán una gran recompensa. Abatir al súper enemigo que representa la enfermedad.

Es muy importante, en niños menores de diez años, evadir hasta donde sea posible el tema del cáncer, y la posibilidad de muerte. Para el niño será probablemente el suceso más difícil y traumático que atraviese en su vida, y no es necesario aumentar la preocupación y el dolor, con estos temas que en nada contribuyen al éxito de la terapia y sí pueden tener un efecto negativo y nocivo para la misma.

Técnico Superior en Radioterapia y Dosimetría

El contacto personal con los pacientes y con sus familiares, es la parte má humana de la profesión de Técnico Superior en Radioterapia y Dosimetría. La FP Santa Gema, en Madrid, ofrece esta titulación que proporciona muy interesantes salidas laborales y grandes satisfacciones a los profesionales que se dedican a esta área del sector sanitario. Estudiar esta FP es muy fácil, solo tienes que informarte aquí.

Publicado en: Blog, Radioterapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies