Aula virtual
Llamar    Más Info

Cómo inculcar buenas conductas a los niños

El respeto, la igualdad, la tolerancia o la generosidad son solo algunos de los valores que si quieres estudiar el ciclo de Técnico superior en Educación Infantil que ofrecemos en Santa Gema, querrás transmitir a los niños. Y es que en este trabajo no solo se trata de que los niños aprendan a leer o a sumar, sino de inculcar buenas conductas a estos y, así, adquieran un modelo de comportamiento por el que guiarse en toda su vida que puedan aplicar tanto en la escuela como fuera de ella.

Ya sabrás que una de las actitudes más comunes en los niños es la de imitar a sus mayores: tanto a sus padres y personas más cercanas en el entorno personal como a los profesores. Estos constituyen una figura no solo de respeto y de autoridad, sino también de admiración en muchos casos, con lo que esa imitación puede ser todavía mayor en este caso.

Como educador infantil debes aprovecharte de esta circunstancia para inculcar buenas conductas a los niños. Como ellos tenderán a imitar ciertos comportamientos del profesor, debes ser muy cuidadoso y actuar siempre en base a valores como la tolerancia, el respeto, la generosidad y la empatía, valores que desde Santa Gema apostamos por educar a los más pequeños, para que así puedan crecer teniéndolos siempre presentes y actuar en base a ellos.

Si les haces ver que nadie tiene siempre la razón reconociendo aquellos errores que puedas tener, verán que no hay nada de malo en ello. Lo mismo sucede con otras actitudes que tienen que ver con el trato con otras personas: por ejemplo, si ven que su profesor nunca eleva el tono para hablar con otras personas y que siempre mantiene una actitud de diálogo respetuosa, adoptará esto como el comportamiento normal. Con la empatía, algo tan importante en lo que educar, ocurre lo mismo: puedes insistir en que se pongan en el lugar de otro compañero cuando hagan algo malo y que aprendan a escucharle y a entender sus puntos de vista. También debes mostrar tolerancia hacia todo tipo de personas y no referirte a ellas con nombres ofensivos que pueden llegar a adoptar los niños.

Por supuesto, para que el niño refuerce estas actitudes también debe verlas en el entorno de su casa; por mucho que el profesor se empeñe en inculcar buenas conductas, si no lo observan también en sus padres puede caer en saco  roto. Pero con un trabajo conjunto por parte de educadores y de padres, se educará a los niños en valores, fomentando el respeto y la tolerancia hacia los demás.

Publicado en: Blog, Educación infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies