Aula virtual
Llamar    Mas Info

Rutas de senderismo para hacer con niños

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Como monitor del medio natural has de estar preparado para guiar en rutas de senderismo a jóvenes, familias, deportistas más acostumbrados a hacer ejercicio y, por supuesto, niños. Ellos requieren una atención especial y más personalizada, pero se trata de un público muy agradecido que disfrutará del senderismo y que te transmitirá una gran vitalidad y energía a la hora de hacer tu trabajo.

 

Un público muy especial

Trabajar con niños en rutas de senderismo es una actividad  muy gratificante, pero que a la vez requiere de ciertas habilidades. Llevar un gran control de lo que estos hacen y permanecer atento a sus movimientos es de gran importancia. Se despistan con mucha facilidad y quizá puedan tomar senderos equivocados o quedarse atrás si no estamos muy encima de ellos, con lo que los monitores, en este caso, deberán  cumplir con la tarea de velar por su seguridad.

Como aspecto positivo hay que señalar que los niños suelen disfrutar mucho de actividades que se realizan en el entorno natural y que rompen con la rutina de las clases dentro de un aula. Por eso, es una ocasión perfecta para transmitir ese amor por la naturaleza y por las actividades al aire libre. Además, estarán con otros compañeros de aventura, con lo que realizar esta actividad les resultará entretenido y les servirá para que socialicen.

 

Rutas de senderismo

Antes de embarcarnos en una ruta de senderismo con niños debemos asegurarnos de que esta cumple las condiciones para ellos: que no sea excesivamente larga y que la puedan realizar todos los niños sin realizar grandes esfuerzos. Por eso, es conveniente asegurarse de que no hay grandes subidas de nivel que puedan provocar un gran desgaste físico o partes del camino en las que andar sea complicado.

En Madrid existen numerosas rutas ideales para que los niños puedan practicar senderismo sin ningún tipo de dificultad y disfrutar de este momento de ocio junto al monitor y a otros compañeros. La ruta del Embalse de los Morales, la de Hoyo de Pinares o la de Buitrago de Lozoya son algunas con una dificultad bastante asequible para que los niños puedan realizarla sin complicaciones.

En todas estas rutas disfrutarán de unos paisajes preciosos y de un tiempo para comer y para estar con sus compañeros. Porque el senderismo no se trata solo de andar y andar, sino de descubrir y enamorarse de la naturaleza, de hacerlo junto a otras personas, de descubrirlas también a ellas y, en definitiva, de pasar un buen rato de una manera sana. ¡Anima a los niños a hacer senderismo y a llevar una vida activa y llena de nuevas experiencias!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Medio Natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR