Aula virtual
Llamar    Mas Info

Residencias de ancianos: atención especializada

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Una de las posibilidades para un profesional sanitario es la de trabajar en una residencia de ancianos. En ocasiones, son lugares que tienen un cierto estigma que hay que comenzar a desterrar. Se trata de entornos perfectamente preparados para una vida agradable y en la que un amplio número de técnicos y profesionales con preparación.

El concepto principal que hay que tener en mente es el de nuestra propia vida: cada vez dedicamos más tiempo al trabajo. Si a ello le añadimos el cuidado de unos hijos y una casa, la respuesta es evidente: nos falta tiempo. Tiempo para dedicar a que nuestros mayores, y dedicarles toda la atención que se merecen.

Residencia de ancianos salida laboral para profesionales sanitarios

Es ahí cuando entra en juego el papel de la residencia: un lugar donde nuestro ser querido va a estar siempre atendido por personal con los conocimientos médicos apropiados. Ellos van a tener esa compañía y atención que nosotros no podemos ofrecer debido a nuestro ritmo de vida y responsabilidades.

Lógicamente, para trabajar en residencias de ancianos se requieren unos conocimientos específicos, que adquieren un titulado cuidado auxiliar de enfermería  o en atención a personas en situación de dependencia , según la función que vayan a desempeñar.  Así tendremos la tranquilidad de saber que están en todo momento en manos de profesionales y personal formado para estas labores, durante las 24 horas del día.

En muchas ocasiones, nosotros no podremos estar en casa para atenderlos, ayudarlos o hacerlos compañía. También puede darse el caso de que surja algún tipo de emergencia o situación médica que no conocemos. Es ahí donde cobra mayor importancia que nuestros mayores estén supervisados y acompañados durante todo el día por gente que está ahí para atenderles y ayudarles.

Todos los profesionales que se dedican a trabajar en una residencia de ancianos están formados para este tipo de atenciones, realizando un seguimiento diario que puede identificar algún tipo de problemas y tranquilizándonos cuando vemos que el día a día discurre de manera tranquila. Y por supuesto, son lugares donde encuentran buena compañía, entretenimiento, atención a su dieta, posibilidad de hacer ejercicio…

Por lo tanto, hay que sopesar estos factores antes de hacer cualquier tipo de juicio sobre las residencias: los técnicos en auxiliar de enfermería  o en atención a personas en situación de dependencia , acompañados del resto del personal del centro, se esfuerzan día a día en que estén atendidos y felices. Esa sensación, y esa tranquilidad que nos otorgan es algo que no se paga con dinero, como suele decirse.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Atención a la Dependencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR