Aula virtual
Llamar    Mas Info

La granja escuela: aprender divirtiéndose el medio rural

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cuando pensamos en un educador infantil, la primera imagen que viene a nuestra mente es clara: el trabajo en un aula con niños. Pero ser técnico superior en educación infantil tiene muchas más salidas laborales que trabajar en un colegio o guardería. ¿Has pensado en trabajar en una granja escuela, educando a los niños en las labores de la granja y la vida en el campo?

La visita a una granja escuela siempre es una actividad diferente a las habituales que se imparten en el aula, y que los pequeños disfrutan enormemente. Y son una gran experiencia en su formación, que recordarán durante muchos años. Allí podrán descubrir la flora de un medio rural, y adquirir una cultura forestal. Trabajar en una granja escuela es una experiencia única, en la que enseñas a los niños la importancia del medioambiente ay comenzar a disfrutar de las actividades en contacto con la naturaleza.

Algunas de las actividades que se suelen realizar en estos lugares son:

  • Cuidado de animales: los niños aprenderán a alimentar, cepillar y cuidar a diferentes animales de granja: caballos, potros, ovejas, cabras enanas, cerdos vietnamitas, conejos de angora, faisanes, perros mastines…
  • Talleres de todo tipo: también forman parte del trabajo en una granja escuela. Sirven para potenciar la conciencia de grupo y la creatividad. Algunos ejemplos de talleres en una granja escuela podrían ser talleres de cocina, de reciclaje, diferentes tipos de manualidades, utilizar ruecas y telares… También pueden aprender cómo se elaboran alimentos como el queso o productos de uso cotidiano, como el jabón.
  • Actividades agrícolas: la posibilidad de siembra y recolección de productos de la huerta de cada época. También pueden plantarse árboles, preparar la tierra y aprender, en general, sobre el funcionamiento de un huerto o un invernadero.
  • Actividades en la naturaleza: ideales para adquirir el gusto por las actividades al aire libre, conocer el medio y respetar la naturaleza, monitorizados por el técnico en educación infantil. Senderismo, limpieza del monte o la observación de pájaros, entre otras muchas, servirán para este fin.
  • Actividades deportivas:  con especial hincapié en los juegos cooperativos, también hay una serie de actividades propias de este entorno, como el tiro con arco, la equitación, la natación, paseos en barca o piragua…

Los monitores que trabajan en una granja escuela tienen que supervisar y coordinar los grupos de niños e instruirles en las diferentes actividades, para lo cual se precisarán técnicos en educación infantil. Una actividad cada vez más en auge y especialmente indicada para los meses en los que acompaña el buen tiempo, divertida y educativa. Quién sabe si tú también tienes alma de granjero…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: Blog, Educación infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR