Aula virtual
Llamar    Mas Info

La educación infantil se amplía y diversifica: nuevas alternativa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Son muchas las alternativas y métodos a la hora de trabajar de educador infantil. No debemos quedarnos únicamente con la idea del trabajo en colegios o guarderías convencional. La capacidad de formar y educar al niño es amplia y se pueden buscar nuevos métodos para ensañar e instruir al niño. Nuevos métodos como estas clases tan singulares que hoy os detallamos.

El centro “La Manada”, por ejemplo, propone una serie de clases alternativas a los métodos tradicionales. Con un número reducido de alumno, buscan que el trabajo de educador infantil se haga de una manera personalizada y familiar: el profesor está más pendiente del alumno, reduce el estrés para todos los implicados al no estar en una clase numerosa y mejor la comunicación con los padres.

La educación infantil se amplía y diversifica

Cada maestro tiene entre cuatro  y diez alumnos únicamente, siendo lo habitual tener unos cuatro o cinco alumnos. Así, se procura atender las necesidades afectivas de cada niño, y se trabaja especialmente en la mediación y resolución de conflictos de manera respetuosa. Es una manera diferente de trabajar en colegios que cuenta cada vez con más partidarios y cuya demanda parece estar creciente.

Se busca que, al estar en un grupo reducido, cada alumno pueda expresar que le apetece hacer en cada momento, buscando potenciar esto para que la vía educativa salga del propio niño, en lugar de ser impuesta por el profesor. Por supuesto,  también hay límites y normas que deben seguir. El respeto a los demás, al material a los espacios… No se puede molestar a los demás de ninguna manera.

El trabajo del educador infantil consiste en enseñar también el respeto a los demás de una manera directa y clara, pero cuidadosa. Lo normal es que el alumno siempre busque traspasar ese límite, pero en lugar de prohibir una actividad, se propone una manera de realizarla que sea respetuosa con el resto de compañeros y profesores.

Lógicamente, se requiere un entorno que facilite el trabajo en el colegio: dispone de un amplio jardín, huertos y gallinero, ampliando las actividades que se pueden hacer en un patio normal. Juegos, deportes, actividades al aire libre, interacción con animales y el medio ambiente… las posibilidades son muy variadas y con un impacto positivo en el crecimiento personal del alumno.

Se espera que este tipo de alternativas al trabajo de educador infantil cree nuevos empleos para los profesionales y cubra la demanda de muchos padres que buscan que la educación de sus hijos sea apropiada y estos reciban una educación personalizada.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR