Aula virtual
Llamar    Mas Info

Iniciar en la lectura: una tarea del Educador Infantil

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Desde el mismo momento en el que aprenden a leer, los niños deben seguir ejercitando día a día esta tarea, y cuanto más lo hagan mejor será para su futuro. Por ello es tu tarea, como profesional de la Educación Infantil, hacer que tus alumnos desarrollen un gusto por la lectura que les anime a crear un bonito hábito que mantendrán con ellos a lo largo de sus vidas.

Los adultos que tienen interiorizado un gusto y un hábito por la lectura, generalmente han cosechado este desde niños; es tarea de los padres y del profesional de la Educación Infantil, conjuntamente, llegar a conseguir un objetivo tan importante como éste. Es importante que los más pequeños, desde que aprenden a leer correctamente y son capaces de leer libros con soltura, realicen asiduamente esta actividad; por eso es indispensable desarrollarla dentro del entorno educativo, pero el objetivo a largo plazo como educador será que no vean esto como una obligación, sino que adquieran ese gusto y curiosidad por la lectura que les lleve a querer investigar por ellos mismos.

Padres y Educador Infantil deben potenciar la lectura desde edades tempranas

A menudo esta es una tara difícil, ya que lo pueden llegar a ver como una obligación, por eso el educador deberá recomendar las lecturas más adecuadas para la edad del niño y que puedan ser de su gusto.

Leer desde edades tempranas ayuda a desarrollar la imaginación y la creatividad, a que los niños sean más ágiles mentalmente y a que sean más elocuentes en su día a día. También tiene beneficios como el contacto con el entorno gracias a los amplios y variados mundos que la literatura ofrece.

Además de capacidades como éstas, gracias a la lectura, los más pequeños aprenderán de manera más rápida léxico y vocabulario. Un método que puedes usar como profesional de la Educación Infantil es que los niños apunten las palabras que no conocen cuando leen un libro y luego trabajar en base a esas palabras para que así las puedan incorporarla a su vocabulario.

La lectura es, por tanto, una base indispensable de la educación. Los niños trabajarán con libros en su día a día, pero también deben gozar de esta como ocio que no asocien con los libros de texto. Tanto padres como educadores deberán trabajar en esto y ofrecer a los alumnos libros recomendados e insistir en crear en ellos ese hábito que les ayudará en su vida académica y personal.

onal.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Educación infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR