Aula virtual
Llamar    Mas Info

¿Qué cualidades debe tener un Auxiliar de enfermería?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Si vas a trabajar dentro del campo de la sanidad, y concretamente como Auxiliar de enfermería, es necesario que poseas algunas cualidades personales y profesionales para llevar a cabo tus tareas del día a día. Estarás en contacto con personas enfermas, que necesitan tu asistencia, y la de otros profesionales, ya que están impedidas física o psicológicamente, con lo que estos profesionales deben poseer una serie de rasgos.

Principales cualidades de un Auxiliar de enfermería

Amabilidad y un trato agradable con el paciente

En ocasiones, te encontrarás ante situaciones que quizá te hagan perder la paciencia, pero debes recordar en todo momento que tu función es entender y atender a las personas. Ponte en su lugar y trátalas con simpatía y cordialidad, tal y como querrías que se comportaran contigo.

Empatía

Precisamente, como comentamos en el punto anterior, es algo fundamental no solo para esta profesión, sino para moverte en la vida. Si un paciente te presenta un problema, ante todo tienes que ser capaz de entenderlo y comprenderlo; hay que lograr que se sienta bien. Tenemos que conseguir que nuestro paciente confíe en nosotros como profesionales de la salud, y para ello la empatía es imprescindible

Disciplina para cumplir órdenes

Enfermeras y médicos te solicitarán tareas que deberás hacer; por tanto es necesario que cuentes con cierta disciplina de trabajo y que cumplir órdenes no suponga un problema para ti.

Seriedad y profesionalidad

Aunque tengamos un trato cordial y un ambiente de trabajo distendido, esto no está reñido con ser serio y profesional en el desempeño de las actividades. Dentro de este buen ambiente hay que respetar ciertas normas y tener claro que, ante todo, estamos en nuestro lugar de trabajo tratando con pacientes. Eres, ante todo, un profesional.

Discreción y delicadeza

Como Auxiliar de enfermería tendrás que realizar tareas que requieren una discreción y delicadeza especiales. Te encargarás, por ejemplo, de ayudar a los enfermos, si así lo precisan, a orinar, a ir al servicio o a asearles. Se trata de actividades que pueden provocar cierto reparo en el paciente; por eso, has de ser discreto y delicado especialmente en este tipo de situaciones.

Saber trabajar en equipo

No serás un trabajador autónomo, sino que lo harás conjuntamente con médicos, enfermeras y el resto del profesional sanitario. Sois un equipo que se encarga de que los pacientes se recuperen y se sientan lo mejor posible, y así debéis trabajar; en equipo.

Habilidades comunicativas

Tanto para el trato con el paciente como con el resto del equipo sanitario, las habilidades comunicativas siempre es algo positivo que debemos procurar tener. Al estar en contacto permanente con el paciente debemos transmitirle lo que le pasa y mantener en todo momento una comunicación fluida con ellos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR